Seis consejos para

enseñarle a tu gato a utilizar el arenero

Tener una mascota es cada vez más común en Chile. Sea un gato u otra especie, los animales domésticos deben adecuarse al nuevo espacio donde viven y con ello, aprender sobre distintas actitudes.

La decisión de tener un gato cada día va en aumento a nivel nacional. De acuerdo al último informe del Registro Nacional de Mascotas, en el país hay casi un millón de animales domésticos inscritos, de ellos, casi 200 mil (20%) son gatos.

Sin embargo, son varias las dudas que uno puede tener al momento de integrar un felino a la familia. Una de ellas, la utilización de la caja de arena para que tu gato realice sus necesidades.

Y es por eso, que acá te compartiremos distintos consejos que te pueden ser útiles a la hora de enseñarle cómo ir al baño a tu gato.

Antes de empezar a adiestrar a tu mascota, lo fundamental es tener una caja de arena correspondiente a la medida de tu felino. No sólo debe tener las dimensiones correctas para que sea de fácil acceso, además, tu gato debe sentirse cómodo en ese lugar.

Es básico que el arenero se encuentre lejos de su comida y agua. Además, es recomendable evitar lugares oscuros y húmedos.

La arena se debe limpiar diariamente y además, ésta se debe cambiar una vez a la semana.

En cuanto a la arena, es recomendable acostumbrarlo desde pequeño a un tipo en específico. Lo ideal es que no sea perfumada, ya que el olor puede resultar demasiado intenso para el olfato de tu felino, y podría ser un factor de por qué tu gato no ocupa su arenero.

Si es que necesitas realizar un cambio en su tipo de arena, lo ideal es que no sea una modificación brusca, para que así tu gato no rechace el lugar para realizar sus necesidades.

En ocasiones, las actitudes innatas de utilizar el arenero no se presentan inmediatamente, por lo que te recomendamos estos efectivos consejos:

• Una vez ubicado el arenero, debemos mostrárselo a nuestro gato. Lo ideal es acomodarlo dentro de la caja y escarbar con la mano para que se vaya familiarizando con el lugar. Lo importante es no presionar a tu felino, ellos aprenden rápido y si te ven escarbando la arena repetirán el proceso con sus patas.

• En el caso de que realice sus necesidades fuera del espacio correspondiente, debes recoger sus heces y llevarlas al arenero para que genere un hábito de que es en ese lugar donde debe hacerlo.

• La otra opción es llevar el arenero al lugar donde se esté posicionando para realizar sus necesidades. La primera vez puede que se sienta incómodo, pero luego se irá acostumbrando. Ten en consideración que si ese espacio reúne todas las características para poner una caja de arena, una solución práctica es mover el recipiente.

• Si tu gato es un cachorro, lo ideal es llevarlo al arenero en las mañanas, después de cada comida o posterior a su siesta. Es en ese momento en que los felinos realizan sus necesidades, por lo que se irán acostumbrando al lugar.

• Si gustas, los primeros días puedes premiar a tu gato por utilizar el arenero. Los refuerzos positivos facilitan la habituación a ciertas costumbres.

Si con todos estos consejos anteriores tu gato sigue sin aprender a utilizar el arenero, te recomendamos llevarlo a un veterinario y así descartar algún tipo de enfermedad que impida a tu felino realizar sus necesidades.

Lo primordial, es no darle ningún tipo de excusa a tu gato para que no utilice su caja de arena, sobre todo, ten paciencia, irá aprendiendo a medida de que pasa el tiempo.

¿Quieres saber más sobre la Gatificación?

Conoce cómo enseñar a tu gato a dormir en su camita

ver

¿Cómo hacer realmente feliz a tu gato? La Gatificación tiene la respuesta

ver