Conoce cómo

enseñar a tu gato a dormir en su camita

Para tener controlada las horas de sueño en tu casa, desde el principio es necesario establecer las normas mínimas de convivencia con tus gatos.

Inicialmente es importante entender que todos los gatos tienen personalidades muy marcadas y para saber cuál es el lugar de la casa donde se podrán sentir cómodos y seguros es necesario conocer sus hábitos de sueño. Por ejemplo, un gatito tiende a dormir hasta 20 horas diarias en sus primeros meses de vida y cuando llega a la adultez, dormirá entre 12 y 16 horas.

También es importante mencionar que, será frecuente que en esa etapa de adaptación tu gato busque la forma de dormir contigo, puesto que a la mayoría les genera tranquilidad al momento de dormir, así como también sentirse acompañados como parte de una manada.

Pero, para algunos dueños de mascotas la actividad nocturna de su gato puede alterar sus horas de descanso y es entonces cuando puedes optar por enseñarle a dormir en su propia camita.

¿Dónde debe dormir tu gato?

Primero, recuerda que a los gatos les gustan las alturas, pero también les encanta la calidez, comodidad y seguridad, por tanto, al momento de elegir su camita considera aspectos como:

El tamaño: la camita debe ser lo suficientemente grande para que tu gato pueda estirarse y enrollarse con facilidad, sintiéndose cómodo.
El material: al momento de comprarla considera las temporadas de invierno y verano, puesto que si es muy fría o caliente tu gato no se sentirá a gusto.
La limpieza: recuerda que a los gatos les gusta el aseo, si sienten que huele mal o tiene muchos pelos se sentirá incómodo.

 

¿Cómo hacer que tu gato duerma en su camita?

Ahora bien, no sólo la cama es un factor determinante para lograr que tu gato duerma en su espacio, también puedes seguir estos consejos para reforzar su hábito:

• Deja la cama en un lugar fijo (previo a la instalación de su cama, procura observar los lugares más habituales en donde toma la siesta).
• Si le gustan las alturas, elige una camita con soporte o que puedas subir sobre algún lugar.
• Juega con tu gato en el día mientras está despierto para que cuando llegue la hora de dormir se vaya a su cama y no se mueva.
• Cierra la puerta de tu habitación de noche.
• Déjale en su cama una prenda con tu olor para que se sienta seguro.
• Evita que tu gato coma en abundancia por la noche, así podrá conciliar mejor el sueño.

Por último, ten presente que con un poco de paciencia y perseverancia puedes lograr buenos hábitos para tus gatos, consiguiendo incluso, que duerman en el lugar que elijas para ellos.

¿Quieres saber más sobre la Gatificación?

¿Cómo hacer realmente feliz a tu gato? La Gatificación tiene la respuesta

ver

Boceto Limitada, lleva la Gatificación directo a tu hogar

ver