Descubre cuáles son

los principales cuidados de gatos pequeños

Un michi recién nacido necesita mucha atención y deberás preocuparte de distintos aspectos para su crecimiento. Revisa y toma nota.

Los michis al nacer son ciegos y sordos, duermen más de 20 horas al día y sus primeras horas de vida suelen ser muy complicadas. Por lo mismo, y considerando lo delicados que son, es importante que conozcas los cuidados de gatos pequeños. En este artículo te ayudaremos con algunas cosas que no puedes dejar de lado.


Cuidados de gatos pequeños

Si es tu responsabilidad hacerte cargo de los cuidados de gatos pequeños, seguramente estos consejos que tenemos para ti te ayudarán a hacerlo de la mejor manera posible.

 • Alimentación: un gatito pequeño necesita del proceso de lactancia materna para su desarrollo. Por lo cual, es importante que la madre se alimente adecuadamente. De todas formas, si no existe esa opción puedes alimentarlo con leche para gato que te puede recomendar tu veterinario. Por esto, uno de los primeros cuidados de gatos pequeños tiene que ver con su nutrición.
 • Eructos: relacionado con su alimentación, al igual que los recién nacidos humanos, los pequeños michis necesitan expulsar el aire y podemos ayudarlos dando pequeños golpecitos en su lomo luego de comer.
•  Desparasitar y vacunar: como todo animal cachorro, es necesario que te preocupes de desparasitar a tu pequeño gatito, tanto interna como externamente. También recuerda sus vacunas, ya que debe vacunarse contra la gripe felina (FCV), y contra el virus de la panleucopenia (FPV).
Es ideal que la primera de sus vacunas, la vacuna trivalente, sea a las ocho semanas de vida, donde la segunda inyección es entre tres y cinco semanas después. De todas maneras, te recomendamos siempre asesorarte con un veterinario
• Excreciones: tan importante como que se alimente es que haga sus necesidades, para esto puedes estimular con un pañito mojado con agua tibia y frotar por sus partes íntimas, lo que favorecerá que defequen y/u orinen. Luego, es importante que tomes el tiempo de revisar sus excreciones, ya que son una buena forma de saber sobre su estado de salud. Cuando vaya creciendo podrás enseñarle a usar su arenero.
• Temperatura: la temperatura corporal de tu gatito es clave, ya que ellos al ser tan pequeños tienen dificultades para poder controlarla. Puedes usar mantas o calefactores para ayudarlo. Ojo, si tu gatito no ha logrado regular su temperatura, la comida y/o leche caliente, le puede caer mal; te recomendamos ayudarlo con mantas y frotándolo para que entre en calor.
• Hidratación: siempre preocúpate de que tome agua, y que ésta siempre esté fresca. Los gatitos pequeños aún son muy frágiles, por lo que es fundamental que su agua esté limpia y así evitar posibles enfermedades.

Además de estos cuidados de gatos pequeños que acabamos de mencionar, debes acostumbrar a tu michi a las rutinas tanto de aseo como de juegos, etc. La socialización también es algo importante, así que ayúdalo a relacionarse con personas y con otros gatitos.

Cuidarlo y enseñarle buenas costumbres, te ayudará a tener un gato bien portado, feliz y equilibrado.

¿Quieres saber más sobre la Gatificación?

Conoce estos extraños cinco hábitos de los gatos

ver

¿Cada cuánto tiempo baño a mi gato? Aquí tenemos la respuesta

ver