Hamaca para nuestros gatos

Si algo tienen en común los gatitos es el amor por las alturas, por eso son fanáticos de las posiciones elevadas para descansar y observar el entorno desde arriba. En este caso, las hamacas les brindan una sensación de comodidad y seguridad promoviendo el sueño más profundo.

La ventaja de las hamacas, además de sus diferentes diseños, texturas y rápida instalación, es que al mismo tiempo son fáciles de trasladar gracias a su poco peso. Puedes ponerlas en la ventana con soportes, tipo árbol para la aventura, en la pared como atracciones y hasta en las sillas o mesas para un mayor estilo y comodidad en tu hogar.

Por tanto, la mejor forma de consentir a nuestros gatitos y hacerlos felices es consiguiéndoles una linda hamaca para dormir. Por lo general, son fáciles de limpiar a mano o en la lavadora y por ser de fibras abiertas no retienen el exceso de pelo.

Además, son excelentes para el desarrollo de sus instintos, porque los mantiene alerta, curiosos y en constante entrenamiento sobre su equilibrio, contribuyendo en sus habilidades felinas.

En tal sentido, te explicamos en detalle cómo hacer una acogedora hamaca para tu gato, ahorrando espacio y manteniendo tu casa visiblemente ordenada.

¿Qué necesitamos?

  • Tela de la textura de tu preferencia o un almohadón viejo

  • Tijeras

  • Hilo

¡Manos a la obra!

Paso 1

Primero necesitaremos cortar cuatro tiras de tela o cuerdas de igual tamaño que luego utilizaremos para sujetar en la silla.

Paso 2

En el caso de utilizar tela necesitaremos cortar una pieza de forma rectangular, de usar el almohadón viejo procurar que este tenga un tamaño adecuado.

Paso 3

En cuanto a la tela, poner del lado al revés y cosemos dejando un pequeño hueco en uno de los lados para más tarde ponerlo al derecho, como cuando hacemos un cojín.

Paso 4

Seguido, cosemos las tiras de tela o cuerdas primero en el borde, por el medio, luego hacemos un pequeño doblez hacia dentro y volvemos a coser todo, así reforzamos la costura.

Paso 5

Ahora, cuelga la hamaca o déjala en el lugar que más te acomode. ¡Y listo, ya nuestro michi tiene nuevo lugar para dormir!

Te recomendamos tener presente para la construcción de la hamaca las medidas y peso de tu gato, pues un felino muy gordito necesitará una camita más grande y tal vez de diferente modelo.

¿Quieres saber más sobre la Gatificación?

Cómo hacer una casa para gatos con una polera

ver

Cómo hacer un ingenioso dispensador de comida para gato

ver

Ideas para fabricar un centro de entrenamiento para tu gato

ver