LA IMPORTANCIA DE HIDRATAR A
TU GATO EN ALTAS TEMPERATURAS Y CÓMO HACERLO

Febrero 4, 2022

La hidratación es una condición fundamental para todo ser vivo, y en el caso de los gatos no es la excepción. El agua es el elemento fundamental para la vida. Es importante señalar que en el caso de los gatos, por una condición de adaptación desde sus ancestros en tierras secas y en vida libre, son capaces de consumir pequeñas cantidades de agua y concentrar su orina para lograr un equilibrio entre el consumo y sus pérdidas urinarias, esto es gracias a que sus riñones tienen una alta capacidad de retener sustancias esenciales para el organismo y de eliminar sólo lo necesario. Este mecanismo de regulación funciona apropiadamente en gatos sanos y en donde la función de los riñones no se encuentra alterada.

En general, para evitar procesos de deshidrataciones, es necesario considerar si los gatos presentan alguna enfermedad primaria en particular que estimule una mayor pérdida de agua como diabetes, enfermedad renal, hipertiroidismo o hipertensión arterial. También se debe reconocer si el gatito es de edad avanzada (mayor a 12 años, gato senior), el cual puede presentar dificultad para acceder a los lugares donde se encuentra el agua; o si se presentan signos como vómitos, diarrea, anorexia que pueden aumentar las pérdidas de agua y llegar a deshidrataciones masivas. También es necesario recordar que en épocas de altas temperaturas ambientales, es posible que nuestros gatos se deshidraten, ya sea por presentar una enfermedad primaria o por posibles golpes de calor. 

Para prevenir que ocurra una deshidratación te recomendamos tomar las siguientes medidas:

  • Estimular el consumo de agua, para esto puedes colocar varios pocillos de agua (3 o 4) distribuidos en la casa.
  • Lo ideal, es colocar pocillos de agua de un gran tamaño, lo cual aumentará el consumo de ella. De esta forma los bigotes de los gatos no tomarán contacto con el borde del plato o pocillo, ya que en esos lugares existe una alta cantidad de receptores y no consumirán la cantidad de agua apropiada.
  • Recambiar el agua 3 o 4 veces por día.
  • Saborizar el agua, colocando cubos de hielo. Estos cubos de hielos pueden ser preparados con caldos de pollo o carne.
  • Colocar cubos de hielo en los pocillos de agua. 
  • Utilizar fuentes de agua, estas permiten mantener en movimiento en ella. A muchos gatos les agrada esta condición y consumen más agua.
  • Entregar alimentos húmedos, de esta forma consumen más agua.
  • En el comercio están disponibles aguas hidratantes que contienen algunos minerales, estas son apropiadas para gatos sanos y para aquellos que presenten enfermedad renal o signos gastrointestinales como vómitos y/o diarrea.

Comparte